Riesgos del sexting











En el Convenio del Consejo de Europa para la protección de los niños contra la explotación y el abuso sexual, elaborado en 2007 y recientemente aprobado por España (publicación del BOE) se hacen interesantes menciones a las NTIC, como Internet, en la medida en que son canal de captación pero también con virtudes para la formación y sensibilización en este área. Con ocasión del Día Internacional del Niño que se celebra este sábado día 20, queremos aprovechar para recordar estos aspectos tecnológicos de la protección sexual de los menores:

Art. 6 (las negritas, aquí y en lo que sigue, son nuestras):

Cada Parte adoptará las medidas legislativas o de otro tipo que sean necesarias para que los niños reciban, durante su educación primaria y secundaria, información sobre los riesgos de explotación y abuso sexual, así como sobre los medios para protegerse, adaptada a su etapa evolutiva. Esta información, proporcionada, en su caso, en colaboración con los padres, se inscribirá en el contexto de una información de carácter más general sobre la sexualidad y prestará especial atención a las situaciones de riesgo, especialmente las derivadas de la utilización de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Es decir, desde la primaria, padres y niños deben ser formados en los riesgos sexuales derivados de las TIC, como son p.ej. el grooming y los relacionados con el sexting y el mal uso de las webcams o de las fotografías online en general.

Art. 13:

Cada Parte adoptará las medidas legislativas o de otro tipo que sean necesarias para fomentar y apoyar la creación de servicios de información, como líneas de asistencia telefónica o por Internet, para prestar asesoramiento a los llamantes, incluso
confidencialmente o respetando su anonimato.

Es decir, Internet se configura como un canal prioritario para facilitar la denuncia y el asesoramiento en estas cuestiones, prestando atención al necesario anonimato aunque no queda claro que sea algo obligado.

En el art. 20, relativo a la definición de los delitos de pornografía infantil, se indica que:

Cada Parte se reserva el derecho de no aplicar, en todo o en parte, el apartado 1.a a la producción y a la posesión de material pornográfico:
– Que consista exclusivamente en representaciones simuladas o imágenes realistas de un niño no existente;
– en el que participen niños que hayan alcanzado la edad fijada en aplicación del apartado 2 del artículo 18, cuando dichas imágenes hayan sido producidas por ellos y estén en su poder, con su consentimiento y únicamente para su uso particular.

Es decir, por un lado queda en manos de cada país incluir o no las imágenes generadas por ordenador o dibujadas, incluso aunque no sean realistas, de personajes de ficción, dentro de los delitos de pornografía infantil: esto p.ej. podría convertir en ilegal algún subgénero del hentai (historietas pornográficas japonesas), las imágenes producidas con programas como Poser o en mundos virtuales como Second Life, o determinados videojuegos, como ya ha sucedido en algunos países no europeos.

Peligro: SextingEn el segundo punto hace referencia a la legalidad del sexting, y deja abierta la puerta a considerarlo legal si lo generan personas mayores de la edad de consentimiento sexual (en España actualmente 13 años) aunque no parece claro que se permita compartirlo (producidos por ellos y que estén en su podery únicamente para su uso particular): es decir, el/la menor podría sacarse una foto pornográfica a sí mismo(a), nunca a otra persona, y solamente guardarla para sí, sin compartirla ni enviarla a nadie. El convenio no aborda el problema de que se produzca dicho sexting en un país donde sea considerado legal y se envíe consentidamente a otra persona donde no lo sea, o donde la edad de consentimiento sexual sea diferente.

Art. 20:

Cada Parte adoptará las medidas legislativas o de otro tipo que sean necesarias para tipificar como delito el hecho de que un adulto, mediante las tecnologías de la información y la comunicación, proponga un encuentro a un niño que no haya alcanzado la edad fijada en aplicación del apartado 2 del artículo 18 con el propósito de cometer contra él cualquiera de los delitos tipificados con arreglo al apartado 1.a del artículo 18 o al apartado 1.a) del artículo 20, cuando a dicha proposición le hayan seguido actos materiales conducentes a dicho encuentro.

Este artículo trata del grooming, pero abarca casos más amplios en los que no se siga el proceso habitual de engatusamiento: p.ej. una proposición directa y sin disimulo. Por contra, no parece recoger las captaciones no dirigidas a mantener encuentros, pero que tengan como fin producir imágenes sexuales, y que sí se recogen en la definición habitual de grooming. También es relevante que se propone considerar delito las tentativas de encuentro sólo cuando a dicha proposición le hayan seguido actos materiales conducentes a dicho encuentro. Es decir, que la mera proposición no basta para incurrir en delito.

En España el Convenio entrará en vigor el día 1 de diciembre de 2010.

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank



Cuando una adolescente de 14 años le manda a su novio de 15 una foto suya en topless podría ser condenada con 5 años de prisión y su incorporación a un registro de delincuentes sexuales.

Según la ley actual de Arizona este tipo de sexting es un delito de explotación sexual de menores, sin importar si el receptor es también menor o si quien lo envía es la propia persona que sale en la fotografía. Pero un nuevo proyecto de ley que se está tramitando en este Estado norteamericano podría hacer que el sexting gráfico (fotos o vídeos) entre menores fuese un delito menor o una falta. En la definición del sexting se propone incluir imágenes explícitas de desnudez, genitales humanos, actividad sexual o sadomasoquismo. Las penas incluirían desde multas hasta 4 meses de prisión.

En otros Estados de los EE.UU. como Vermont, Utah y Ohio ya se han aprobado modificaciones legales semejantes. Quienes apoyan el cambio lo hacen para aportar a los juzgados una manera mejor de tratar con los sexters adolescentes, mientras quienes lo rechazan (p.ej. la American Civil Liberties Union) afirman que contribuye a criminalizar un comportamiento estúpido de los chavales: según ellos criminalizaría hasta el hacer calvos (enseñar el culo) por medios electrónicos, una de las bromas más viejas que existen.

Paul Ahler, director del consejo consultivo de la Fiscalía de Arizona, afirma que los jóvenes que practican sexting no son ni pedófilos ni delincuentes sexuales, pero están haciendo algo peligroso y hay que pararlo.

Fuente: AZcentral



El 1 de Julio entraron en vigor modificaciones legislativas en diversos Estados de los EE.UU. referentes al sexting:

Por ejemplo en Colorado será ilegal participar en sexting con personas menores de 16 años intercambiando fotos de las partes íntimas. Los mensajes de ciberacoso serán ilegales sin distinción de edad.

Según afirman esta modificación de la ley contra el engaño sexual (luring) y la explotación sexual por Internet se justifica porque se ha observado un traslado de estas actividades pederastas de la Red al teléfono móvil.

Con la modificación también pretenden evitar que casos que técnicamente se podían procesar según esta ley y aplicarles cargos de pornografía infantil a chicos que simplemente intercambiaban fotos de ellos mismos desnudos o semidesnudos, acaben en el mismo saco que los abusadores o explotadores sexuales de menores.

Como complemento a esta modificación legislativa el Estado está preparando folletos informativos para ser repartidos a las escuelas, padres y los propios chicos.

Por su parte el Estado de Vermont permitirá desde el 1 de Julio que los fiscales envíen los casos de sexting entre adolescentes a los juzgados de menores para eliminar el estigma de las condenas por pornografía infantil.

Fuentes: KJCB News, CBS y AP



Según Bill Albert, de la organización estadounidense National Campaign to Prevent Teen and Unplanned Pregnancies, responsable de una de las primeras encuestas que se han realizado en el mundo sobre el sexting, una de las explicaciones de este fenómeno es que los chicos tienen que descubrir por sí mismos qué está bien y qué está mal en un mundo transformado por la tecnología. Por lo visto, nadie se lo ha explicado, añade el columnista californiano John Bogert.

Albert declaró a la BBC que “Estas tecnologías son tan nuevas que la gente aún no ha encontrado su brújula moral. El problema está en que aunque creas que estás mandando una foto sólo a tu novio o novia, puede pasar de privada a tener publicidad mundial en un nanosegundo. Y algo como eso puedes llevarlo pegado como un cibertatuaje de por vida.”

Aunque la mayoría de las veces el sexting es realizado de mutuo acuerdo, el 2% de los que lo practican admiten haberse visto presionados para hacerlo.

Según la Dra. Susan Lipkins, quien también realizó un estudio, el sexting produce satisfacción a sus participantes por la sensación de realizar algo arriesgado de una manera aparentemente poco peligrosa. También pueden pretender imponerse a otros en un grupo, ser gracioso, o servir de reclamo sexual.

Lipkins considera el sexting un síntoma de una nueva revolución sexual en la que los adolescentes buscan relaciones esporádicas (cuantas más mejor, sin buscar estabilidad ni profundidad en ellas), retrasmiten las fotos porque entienden que los que las crean ya cuentan con ello y tienen una percepción diferente de lo que es la propiedad privada de las imaǵenes. Opina que lo que más está preocupando a los adultos es que estos jóvenes ya no acepten su moralidad sexual y que no hay manera efectiva de legislar o perseguir esto. El sexting sería ya parte integrante de la cultura de los nativos digitales.

Opina, no obstante, que los efectos devastadores que puede acarrear esta práctica deberían ser debatidos en los colegios, las iglesias y en casa. Además, aboga por añadir un aviso a los móviles que haga pensarlo al menos 2 veces a los adolescentes antes de enviar una imagen, del tipo “¿Estás seguro/a de querer enviar esta imagen?”.

Fuente: Daily Breeze



La asamblea general del Estado norteamericano de Illinois aprobó por unanimidad el pasado mes de Mayo una ley que convierte en delito la venta o distribución de imágenes (vídeo o fotografía) de otra persona desnuda sin su consentimiento, lo cual incluye su difusión en Internet.

Las penas serían de hasta 1 año de prisión y 2.500 dólares de multa. Esta nueva legislación pretende poner freno a la moda del sexting entre los adolescentes, según una nota de prensa de la senadora proponente, Kimberly Lightford.

“Nuestros jóvenes a menudo pasan por alto lo que puede suceder cuando se implican en la moda del sexting. El envío de imágenes inapropiadas de alguien puede dañar su reputación gravemente y provocar muchísima ansiedad”, aseguró la senadora. “Poner este tipo de imágenes a disposición de otra gente sin permiso es un abuso y debemos ponerle fin”.

Fuente: Wednesday Journal of Oak Park and River Forest



Según un estudio realizado en los EE.UU. uno de cada 5 adolescentes había enviado fotos suyas en diversos estadios de desnudez. En Gales también puede ser considerado delito de pornografía infantil. Los padres, preocupados ante la posibilidad de que sus hijos sean captados por pederastas en la Red no suelen imaginar las implicaciones legales que puede tener esta moda para sus hijos, que pueden convertirlos en delincuentes sexuales a ellos mismos.

Aunque los chicos no distribuyan las fotos, su simple posesión puede ser un delito. La tendencia de enviar fotos ligeras de ropa a redes sociales online como Bebo va en aumento y preocupa en Gales ya que prácticamente todos los adolescentes tienen su móvil con cámara.

John Carr, de la agrupación de ONGs británicas Children’s Charities’ Coalition on Internet Safety explica la situación: “Publicar cualquier foto de un menor de 18 años que sea de naturaleza sexual, es ilegal. Así que los propios menores que ponen fotos pornográficas suyas en la Red o comparten este material por medio de sus teléfonos móviles están, técnicamente, infringiendo la ley”. De hecho en los EE.UU. ya se han producido varias detenciones e incluso condenas por ello.

Fuente: Wales Online



et cetera
A %d blogueros les gusta esto: