Riesgos del sexting











Lori Getz, fundadora de Cyber Education Consultants lanza un aviso para madres (y padres) en el web MomLogic acerca del sexting: ¿Crees que tus hijos no están haciendo sexting? Piénsalo dos veces, porque sí lo hacen y les puede cambiar la vida.

Según advierte, hoy día todas las inseguridades típicas de la adolescencia pueden ser captadas por una cámara y los momentos más íntimos, ser publicados en Internet a la vista de todo el mundo.

Y lo ejemplifica con la historia de una chica de 15 años que sintió que el mundo terminaba cuando un vídeo de ella desnuda fue publicado en la Red. Un noviazgo con un chico 3 años mayor, cuando tenía 13, pasó del mundo real a MySpace y el chat. Al de un tiempo el chico le pidió un vídeo de ella desnuda, y ella pensó contentarle y hacerlo lo correcto con una simple foto de su trasero. Pero aquello disparó su exigencia de más material erótico hasta que consiguió convencerla de enviarle un vídeo bailando en topless que la chica grabó con la videocámara familiar.

Él la engañó para que se lo mandase utilizando diferentes servicios online. La chica acabó harta y tras un tiempo sin noticias recibió una llamada de su mejor amiga: “¡Así que habías grabado un vídeo porno y no me habías dicho nada!” La amiga había recibido un vídeo a través de Facebook con el mensaje “¿Creías que conocías a tu mejor amiga? Es una zorra”. El vídeo había sido publicado en un web de pornografía amateur. El asunto trascendió a todo el instituto: todas las miradas y cuchicheos se dirigían a ella. Esto le provocó ataques de pánico y paranoia ante el temor de que llegase la noticia a oídos de sus padres.

La chica acabó acudiendo a Lori, quien la aconsejó para ir a hablar con su tutor quien acabó acompañando a la chica a hablar con sus padres. La historia terminó bien, puesto que encontró el afecto y comprensión de sus padres a tiempo. Lori termina su historia recorando otra que acabó trágicamente: el suicidio de Jessica Logan por un caso similar, y también los casos de detenciones de adolescentes por realizar Sexting o bien Sexcasting.

El chico de esta historia está siendo juzgado por distribución de pornografía infantil.

Fuente: MomLogic



Según un estudio realizado en los EE.UU. uno de cada 5 adolescentes había enviado fotos suyas en diversos estadios de desnudez. En Gales también puede ser considerado delito de pornografía infantil. Los padres, preocupados ante la posibilidad de que sus hijos sean captados por pederastas en la Red no suelen imaginar las implicaciones legales que puede tener esta moda para sus hijos, que pueden convertirlos en delincuentes sexuales a ellos mismos.

Aunque los chicos no distribuyan las fotos, su simple posesión puede ser un delito. La tendencia de enviar fotos ligeras de ropa a redes sociales online como Bebo va en aumento y preocupa en Gales ya que prácticamente todos los adolescentes tienen su móvil con cámara.

John Carr, de la agrupación de ONGs británicas Children’s Charities’ Coalition on Internet Safety explica la situación: “Publicar cualquier foto de un menor de 18 años que sea de naturaleza sexual, es ilegal. Así que los propios menores que ponen fotos pornográficas suyas en la Red o comparten este material por medio de sus teléfonos móviles están, técnicamente, infringiendo la ley”. De hecho en los EE.UU. ya se han producido varias detenciones e incluso condenas por ello.

Fuente: Wales Online



et cetera
A %d blogueros les gusta esto: