Riesgos del sexting











Los psicólogos australianos están preocupados por el fenómeno del sexting, del que afirman no es más que la punta del iceberg de un problema más amplio que debería atajarse desde la escuela primaria, puesto que hay niñas tan jóvenes como de 8 años practicándolo. Al contrario que en el Reino Unido, en las antípodas no se explica ciberseguridad en el currículum escolar (en España tampoco).

Además existen preocupantes matices psicológicos en el tema. La investigadora Maggie Hamilton, autora del libro What’s Happening To Our Girls? (¿Qué les está pasando a nuestras niñas?) opina que el sexting es algo muy preocupante, por la deshumanización voluntaria y la conversión en niñas-objeto que las propias adolescentes realizan con estas fotos. Además, es un comportamiento peligroso para ellas. Llegan incluso a grabarse y a trasmitir actos sexuales. Según afirma enviar fotos de desnudos como tarjeta de presentación a los chicos que les gustan, se ha convertido en habitual. El contexto social parece ser una creciente precocidad y promiscuidad sexual entre los adolescentes.

Las comisarías de policía se están encontrando cada vez con más frecuencia con casos que comiezan con este tipo de fotos y que terminan en chantajes y abusos sexuales de quien se hace con la foto.

El doctor Carr-Gregg está decepcionado por la falta de responsabilidad y supervisión paterna que permite que se extienda el sexting. Algunos padres según él son neanderthales a nivel digital y no tienen ni idea de cómo funcionan las tecnologías que sus hijos utilizan, la primera generación nacida con un ratón en la mano.

Fuente: Herald Sun



Una mujer estadounidense de 40 años ha sido acusada de usar su teléfono móvil para enviar fotos de sí misma desnuda y mensajes inapropiados a un chico de 16. Un análisis forense del teléfono del menor, tras acudir la madre de este a la policía, reveló que había recibido múltiples fotos de la mujer, en una de las cuales estaba totalmente desnuda.

El detective encargado del caso ha recomendado a los padres que vigilen el uso que sus hijos adolescentes hacen del teléfono y de Internet.

Fuente: Shreveport Times



Aunque los casos más mencionados en este blog son los procedentes de EE.UU., soprenden los casos que hemos descubierto en Australia.

Al ya publicado sobre la chica que vive aterrorizada sobre un posible vídeo sexual que alguien grabó de ella en una noche de borrachera, se añaden otros de igual o mayor gravedad si cabe:

El psicólogo Michael Carr-Gregg, de la National Coalition Against Bullying Cyber Safety Committee australiana, cuantifica en al menos un caso por semana los que llegan a sus oídos y relata p.ej. el de una muchacha tamén de 16 años que fue filmada en una ducha sin su conocimiento por un amigo de su novio, mientras mantenía su primera relación sexual. El autor de la filmación se lo envió prácticamente a toda cuanta persona conocía la chica. El impacto psicológico para ella fue horrible y permanecerá durante mucho tiempo, si es que llega a recuperarse, indica el doctor.

Pero no todos los casos impactantes implican robo de imágenes. Algunos de los que más están conmocionando a la sociedad australiana implican a niñas que voluntariamente envían fotos obscenas suyas a otras personas. Carr-Gregg cuenta casos de unas escolares de 13 años de Tasmania que se han fotografiado con diversos objetos introducidos en sus orificios corporales, y de niñas de 8 años de Nueva Gales del Sur que se sacan fotos en topless.

Fuente: Herald Sun



Las graves implicaciones legales que puede tener la práctica del sexting quedan ilustradas con el caso de Phillip Alpert, un muchacho de 19 años de Orlando, Florida. Phillip había recibido fotos de su novia desnuda en su teléfono móvil. Por aquel entonces él tenía 18 años y ella 16. Algo muy común en estos tiempos en que el móvil es el principal medio que utilizan los adolescentes para comunicarse entre sí, y algo que no hubiera trascendido de no ser porque, tras una pelea, Phillip, reenvió la foto a decenas de amigos y familiares de la chica.

El caso ha terminado en una condena por difusión de pornografía infantil. Phillip estará durante 5 años en libertad vigilada y su nombre ha sido añadido al registro de delincuentes sexuales (una figura penal estadounidense que permite publicar su nombre y dirección para que todos sus vecinos estén advertidos), donde permanecerá hasta que tenga 43 años. Además ha sido expulsado de la universidad, es incapaz de encontrar trabajo y asiste a clases de reeducación para delincuentes sexuales.

La policía de Florida advierte a los menores que lo piensen dos veces antes de apretar el botón: poseer este tipo de imágenes de menores de 16 años es ilegal. Incluso si uno/a mismo/a se ha hecho la foto. Y si la envían a alguien además de la posesión y creación de pornografía infantil están incurriendo en distribución. Según indican, estos casos son muy comunes.

Si el menor entra en un registro de delicuentes sexuales, no se hace público hasta que llega a la mayoría de edad.

Aunque los padres suelen ser reticentes a denunciar estos casos, si no lo hacen la policía no puede intervenir para tratar de detener la difusión de la fotografía o vídeo en cuestión.



Uno de cada 5 adolescentes estadounidenses practica sexting, según una reciente encuestas. En algunos lugares comiezan a ponerse en marcha campañas para la sensibilización sobre los riesgos de esta práctica. La organización IROC con sede en Nueva Jersey ha puesto en marcha una con el título Sexting is stupid (Hacer sexting es estúpido). Otro es el australiano Safe Sexting: No Such Thing (El sexting seguro no existe).

Ha habido casos policiales y judiciales tanto en Australia como en Estados Unidos (Pennsylvania, Virginia, Florida, Indiana, Ohio…), cambios legislativos en Vermont, personajes famosos que han sufrido las consecuencias del sexting y hasta un caso de una joven que terminó en suicidio. El sexting no sólo es estúpido: también puede ser mortal.

Fuente: Examiner.com



Un profesor de instituto de Albany (Georgia, EE.UU.) ha sido despedido por haber enviado mensajes de contenido sexual a una alumna adolescente y posteriormente dirigirse a un hotel para encontrarse con ella. Los mensajes comprometedores fueron enviados como respuesta a un mensaje trampa enviado desde el móvil de la chica por su entrenador de baloncesto, como respuesta a un primer mensaje del profesor en el que le preguntaba si estaba durmiendo y con quién. El caso fue puesto en manos del director del instituto quien lo comunicó a la policía.

Fuentes: WALB y WALB TV vía WOAI



Una mujer contactó con la policía de Burlington (EE.UU.) tras descubrir un mensaje de contenido sexual entre su hija de 14 años y uno de sus oficiales.

Según declaró Angela Westbrooks el mensaje solicitaba a la chica que fuese a pasar la noche a su casa.

La niña forma parte de un programa de la policía de Burlington dirigido a chicos interesados en convertirse en agentes de policía.

Según la madre, la joven había comenzado a salir con el agente, de 28 años, poco después de la muerte del padre en accidente de tráfico, y habían pasado del sexting al contacto físico.

Fuente: WMFY News vía Digtriad



et cetera
A %d blogueros les gusta esto: