Riesgos del sexting











Como hemos venido informando, en Australia preocupan los graves y en ocasiones sorprendentes casos de sexting que se están produciendo en aquel país entre niños y adolescentes. El doctor Michael Carr-Gregg, psicólogo especializado en adolescentes y experto en seguridad de los menores en Internet y ciberbullying, apunta a que la posible explicación es que el cerebro adolescente está aún en formación y una característica de las chicas en concreto es que son aún incapaces de valorar correctamente las consecuencias de sus actos. A esto se añade el conocido problema de los medios telemáticos: al no haber reacción inmediata cara a cara, surge una sensación de anonimato e impunidad. Por otra parte entre la comunidad de psicólogos se ha acuñado el término nomophobia (de no mo(bile) y phobia) para describir la adicción de los jóvenes al teléfono móvil: sienten fobia a estar sin él. Una reciente estadística oficial ha revelado que en Australia cada familia tiene al menos un móvil, siendo 3 el número medio de terminales que poseen. Además cuantificó un aumento del tiempo dedicado a enviar mensajes con ellos: los niños de entre 8 y 11 años dedican 1 minuto/día a ello, mientras que los de 15 a 17 gastan media hora/día. Otra encuesta ha mostrado que el 23% de los niños australianos de 6 a 13 años posee un móvil. En el tramo entre 12 y 13 años las cifras son más del doble: 55% de los chicos y 65% de las chicas.

Fuente: Herald Sun

Una observación a tenor de estas cifras: Ni por asomo parecen haber tenido en cuenta en este país (como en realidad en ningún otro) las recomendaciones del Informe Stewart para el Gobierno Británico, que hace unos años recomendaba por cuestión de salud y prevención, que ningún menor de 16 años utilizase teléfonos móviles más que para emergencias.n cuenta



Una mujer estadounidense de 40 años ha sido acusada de usar su teléfono móvil para enviar fotos de sí misma desnuda y mensajes inapropiados a un chico de 16. Un análisis forense del teléfono del menor, tras acudir la madre de este a la policía, reveló que había recibido múltiples fotos de la mujer, en una de las cuales estaba totalmente desnuda.

El detective encargado del caso ha recomendado a los padres que vigilen el uso que sus hijos adolescentes hacen del teléfono y de Internet.

Fuente: Shreveport Times



et cetera
A %d blogueros les gusta esto: